SIN TU AYUDA, LOS ANTIBIÓTICOS PUEDEN PERDER SU EFICACIA

By: | Tags: | Comments: 0 | noviembre 23rd, 2019

Por: Ines M. Levette Bonilla. Médico, especialista en Administración Seguridad y Salud en el trabajo.

La aparición y el uso de los antibióticos han supuesto un gran avance para el tratamiento de las enfermedades infecciosas, siendo uno de los descubrimientos que ha quedado marcado en la historia de la medicina. En los últimos 30 años se ha popularizado su uso en los países desarrollados y en la actualidad son los fármacos más utilizados después de los analgésicos, con su mayor uso, ha crecido el abuso o uso incorrecto, lo que entraña un grave riesgo para la salud pública mundial. 

 Las bacterias existen desde hace millones de años y han aprendido a adaptarse, y los antibióticos se están quedando atrás. El uso indiscriminado o erróneo de un antibiótico provoca que las bacterias ‘aprendan la lección’ y adquieran defensas genéticas frente a futuros encuentros. A este fenómeno se le conoce como resistencia antibiótica.

Aunque el desarrollo de la resistencia ocurre naturalmente con el tiempo, el exceso de uso o el uso inadecuado de los antimicrobianos han acelerado notablemente este proceso. El uso indiscriminado de antibióticos en el ámbito hospitalario o su administración en infecciones ambulatorias que no los requieren, sumado a la automedicación, al incumplimiento de la posología y la inadecuada composición de las presentaciones que se fabrican, entre otros factores, son las principales causas del crecimiento exponencial del fenómeno. La Organización Mundial de la Salud ha lanzado una advertencia clara: si se siguen utilizando de forma incorrecta los antibióticos, algunos microorganismos que actualmente no suponen ninguna amenaza para la salud serán incurables dentro de 10 años.

Los antibióticos son medicamentos aptos para tratar enfermedades causadas por bacterias, Es decir, que no deben utilizarse para intentar curar gripes y resfríos, ya que estas infecciones son producidas por virus. El consumo inadecuado de antibióticos puede favorecer la aparición de bacterias resistentes a este tipo de medicamentos. Además, puede generar efectos perjudiciales sobre la salud como vómitos, diarrea, dolor abdominal y reacciones sobre la piel. Las principales medidas para prevenir enfermedades infecciosas son el lavado frecuente de manos y la aplicación de vacunas.

Los antibióticos deben ser recetados por un médico o un odontólogo. Por lo tanto, antes de dispensar el medicamento, el farmacéutico siempre debe solicitar la receta al paciente. Nunca hay que automedicarse. Cuando un profesional de la salud receta un antibiótico, siempre hay que respetar la dosis, la duración y el horario.

Bibliografía

1. Pérez B. Consumode antimicrobianos. En: García Sánchez JE, López R, Prieto J,  editores. Antimicrobianos en medicina. Barcelona: Prous Science; 2007. p. 17584.

2. Alós JI. Resistencia bacteriana a los antibióticos: una crisis global. Enfermedades Infecciosas y

Microbiología Clínica [internet]. Dic 2015 [acceso 15 feb 2018]; 33 (10): 692-9. Disponible en:http://www.elsevier.es/es-revista-enfermedadesinfecciosas- microbiologia-clinica-28-articuloresistencia-bacteriana-los-antibioticos- una- S0213005X14003413.

3. Organización Mundial de la Salud. Resistencia a los antibióticos [Internet]. Oct 2017 [consultado 15m de feb 2018]. Disponible en:http://www.who.int/mediacentre/factsheets/antibiotic-resistance/es/

4. Centers for Disease Control and Prevention[Internet].Antibiotic Resistance Questions & Answers. [Último acceso: 27 junio 2018].Disponible en: https://www.cdc.gov/antibiotic-use/community/ about/antibiotic-resistance-faqs.html